Su niñez y adolescencia


Nació el 31 de julio de 1965 en Chipping Sodbury, Inglaterra donde vivió hasta los nueve años. Sus padres trabajaban en la Marina y se habían conocido en un tren en King's Cross, Londres. Se enamoraron a primera vista y se decidieron casarse, dejar sus vidas citadinas atrás, y trasladarse a un pueblo tranquilo, donde empezaron una familia.
Jo es la mayor de dos hijas, creció en un ambiente muy tranquilo lleno de libros e imaginación. Ningún libro estaba censurado en su casa. La televisión no les gustaba mucho. El primer libro que recuerda es El Viento en los Sauces, el cual le leía su padre todas las noches. A los seis años escribió un libro llamado Conejo. "Cuando lo terminé, recuerdo haber pensado 'Bien, ahora podemos publicar esto'. A los veintiséis era bastante menos arrogante. Aunque ese libro era un auténtico plagio"  recuerda Jo.
Más adelante se convirtió en fanática de Enid Blyton y de  Richard Scarry. Entre sus libros favoritos estaban Belleza Negra de Anna Sewell, El Potrillo Blanco de Elizabeth Goudge y
Mujercitas
de Louise May Alcott. En casa podía leer cualquier cosa que quisiera. "Leí Orgullo y Prejuicio de Jane Austen a los once o doce años y Feria de Vanidades de W. M. Thackeray a los catorce años. Sé que suena a precocidad, pero ahí estaba y lo leí." cuenta Jo, quien siente que lo suyo son las novelas, pues la poesía no le conmueve ni le llega en lo absoluto.

Siempre se sintió menos que su hermana,  lo cual trató de compensar siendo una estudiante como Hermione. "A los once o doce años tenía un poco de Hermione. Me empeñaba en destacarme. Tenía que hacer las cosas bien" dice Jo, quien a menudo se sentía muy angustiada y confiesa que llegó a disfrazar esa inseguridad con arrogancia.

Pero no siempre se le consideró como una alumna brillante; pues cuando llegó a su primer día de clases ya estaba sentada en la fila de los niños "lentos" a los diez minutos. " Teníamos que hacer los Diez Diarios, unos ejercicios mentales de aritmética, y el primer día saqué medio punto" dice Jo.  Aquella maestra influiría muchísimo en sus libros; pues aportó lo esencial para el estilo arrogante y déspota de Severus Snape.

Más adelante, en la escuela secundaria apareció una de las personas con mayor influencia en la vida de Jo, su profesora de Inglés Miss Shepherd. Una mujer bastante estricta, pero que se tomaba siempre todo con conciencia. "Supongo que descubrí en ella un tipo de mujer que no conocía. Era feminista y muy inteligente. De una sensatez increíble. Su manera de decir las cosas impresionaba mucho. Inspiraba confianza" platica Jo.

Mientras cursaba el sexto superior conoció a alguien muy importante en su vida, Sean Harris  "Ron Weasley no es el vivo retrato de Sean, pero sí tiene mucho de su estilo" cuenta Jo . Hasta entonces él había vivido en Chipre y en cuanto llegó se convirtió en su mejor amigo. Harry Potter y La Cámara Secreta está dedicado a él. "Tenía un Ford Anglia color turquesa, que para mí significó la libertad. Ya se pueden imaginar por qué yo no podía conformarme con que Harry y Ron fueran rescatados por cualquier coche viejo para llevarlos a Hogwarts...tenía que ser un Ford Anglia turquesa" confiesa Jo, al mismo tiempo en que se da cuenta de que son pocos los párrafos de sus historias que tienen una relación directa con su vida real. Y éste es uno de ellos.

La escritora que más influido en ella es Jessica Mitford, quien se convirtió en su heroína desde el primer instante en que leyó Hons and The Rebels. Era una mujer con gran coraje moral que protagonizó varios actos de arrojo físico como activista de los derechos humanos. Luchó contra su familia para obtener una educación. Fue una socialista autodidacta que nunca abandonó sus ideas políticas. "Creo haber leído todo lo que ha escrito. Incluso le puse su nombre a mi hija" indica Jo.

Su carrera profesional

Después se graduó de la Universidad de Exeter y durante mucho tiempo se dedicó a dar clases de inglés y francés. Siempre tuvo la costumbre de escribir en lugares públicos. En aquel tiempo trabajaba en una novela para adultos que jamás publicó.
La historia de cómo se le ocurrió Harry Potter es ya bastante conocida. Todo sucedió en un viaje de tren de Manchester a Londres en King's Cross. "Supe de inmediato que sería divertido escribir acerca de aquél personaje. Un niño que era mago, pero no lo sabía." Durante aquel viaje, también pensó en Hagrid, Nick Casi Decapitado, Ron y Peeves, y todo el concepto del colegio de Magia y Hechicería. "A decir verdad, es algo aterrador como todo esto apareció en mi cabeza tan de repente, con detalles y todo" dice Jo, quien con tantas ideas hirviendo en su cabeza, no podía conseguir una pluma que pintara para anotar todas sus ideas.
Tardó seis años en estructurar la historia central de la serie, en hacer el argumento de lo que serán siete novelas. Pensando siempre en nombres que le cuadraran perfecto a los personajes, detallaba hasta lo más mínimo. "Lo estaba inventando, pero parecía que estaba haciendo una investigación" recuerda Jo, quien llegó a sacar sus nombres disparatados de lápidas en cementerios, libros de plantas, mapas y libros de nombres en latín.


Después de haber roto con su novio (y haber inventado el quidditch tras haber tenido la pelea descomunal con él), decidió irse a vivir a Oporto, Portugal y llevarse sus escritos. Ahí conoció a un periodista que sería su marido. Se casaron al año y tuvieron a su niña, Jessica. Había sido el mejor momento de su vida, y ya tenía escritos los primeros tres capítulos de La Piedra Filosofal. Después de divorciarse, se regresó a Edinburg, Escocia para ser profesora de nuevo. Como una forma de escapar de la situación que estaba viviendo, Jo visitó constantemente el café Nicholson's  donde pasaba el tiempo arrullando a su hija y escribiendo los capítulos restantes de la primera novela de Harry Potter. Mientras escribía el libro, su madre murió después de una larga batalla contra la esclerosis múltiple. Este hecho marcó para siempre a Jo, dejando una marca muy visible en el primer libro, otro párrafo sacado directamente de su vida. "Sólo recuerdo haber pensado que había asesinando a los padres de Harry de una manera muy fría, sin saber lo que en realidad era perder a un ser querido. Pensé también que lo único que quería era volver a ver con vida a mi madre. Así pensé en el espejo de Oesed".

Su Carrera como escritora

Después mandó su manuscrito a un agente y dos años después, el libro ya estaba publicado. "Anduve por ahí todo el día con ejemplar en el brazo. La primera vez que lo vi en una librería tuve el loco deseo de firmarlo. Jessica chillaba cuando veía los libros en las librerías. Estoy segura de que la gente habrá creído que la hacía gritar yo..." recuerda Jo. Al momento, su identidad era casi desconocida y varios de sus primeros fans creían que era un hombre, pues la editorial que publicó el libro pensó que sería mejor idea conservar sólo sus iniciales, y no el nombre completo; pues la gente no compra libros escritos por mujeres, al suponer inmediatamente que se trata de alguna tontería romántica o cursi.

El arrebato de la publicidad la aterrorizaba, y le fue bastante difícil escribir el segundo libro, creyendo que todo eso podría sólo ser flor de un día. Al ganar el Smarties Book Prize, las ventas comenzaron a aumentar dificultando terminar La Cámara Secreta. Pero aún así lo logró.
Casi en el acto, La Cámara Secreta ocupó el número uno en la lista de los más vendidos de Inglaterra. Este libro la dio a conocer en Estados Unidos, y las primeras ofertas para la película empezaron a aparecer.

Pero la fama la empezó a acosar hasta la publicación de El Prisionero de Azkaban, cuando los fans hacían colas que serpenteaban a lo largo de varias manzanas sólo para verla en las presentaciones de los libros. "Fue una experiencia extraordinaria. Al cruzar la puerta oí gritos y empezaron los flashes. Fue lo más cerca que he estado nunca de ser una estrella de pop. No sabía qué cara poner" confiesa Jo. Ese día firmó mil cuatrocientos ejemplares.
Creyó que la publicidad había alcanzado el punto de saturación , cuando de repente salió el anuncio de que la Warner Brothers había comprado los derechos de filmación del primer libro, aumentando el interés de la prensa.

Después de esto, los libros comenzaron a venderse en todo el mundo. 144 países. 47 idiomas. Un best-seller internacional casi de inmediato. El libro infantil más exitoso de la historia. Todo en un lapso de tres años.

Entre los preparativos y la filmación de La Piedra Filosofal, (película con un presupuesto de $150 millones de dólares, uno de los más caros de la historia) apareció la cuarta novela El Cáliz de Fuego, título que rompió record mundial al venderse en cuestión de minutos en toda Europa. Jamás, en la Historia de la lectura, había sucedido esto. Jo ya era la escritora con vida más exitosa del mundo.

Pero no todo ha sido miel sobre ojuelas en la carrera de Jo. Apenas fueron un éxito sus novelas y apareció casi de inmediato una mujer que reclamaba ser autora de varios elementos en los libros de Harry Potter, demandando a J. K. Rowling, Arthur A. Levine, Bloomsbury, Scholastic y Time Warner. Según esta mujer,
N. K. Stouffer, Jo había robado varios términos de sus libros Larry Potter y La Leyenda de Rah y Los Muggles. Nombres como Lily Potter, Larry Potter, muggle y Nimbus fueron los motivos de los que se colgó esta mujer para tratar de desacreditar a Jo. Pasando también por querer ser autora de terminología conocida en todo el mundo de la fantasía, así como del uso de otros elementos y lugares comunes en historias de este tipo (castillos sobre montañas que dominaban los pueblos junto a lagos cristalinos con criaturas fantásticas viviendo en ellos, etcétera.), y tratando también de ser la creadora de todos los personajes huérfanos de la literatura, reclamando que a ella se le había ocurrido primero que su personaje fuera huérfano, y demandando también por ello. Cabe destacar que la mujer está comparando novelas de entre 300 y 800 páginas de extensión  ( y que han roto records de ventas en todo el mundo, que han hecho que los niños vuelvan a leer en una época regida por Tamagotchis, Internet y Playstation) con libros mediocres y desconocidos para dibujar. .
La demanda duró varios años, retrasando hasta el momento la salida del quinto libro, Harry Potter y La Orden del Fénix.


Después salieron a la venta algunos de los libros que Harry Potter estudia en su escuela,  Quidditch a través de los tiempos y
Animales Fantásticos y dónde encontrarlos
, bajo el seudónimo de Kenilworthy Whisp y Newt Scamander respectivamente. Dichos libros fueron escritos para la fundación inglesa Comic Relief, con el único fin de dar el cien por ciento del importe pagado por cada libro a diferentes asociaciones de caridad alrededor del mundo. Después de esto, Jo hizo un trato con The  Coca-Cola Company (compañía que invirtió en la publicidad de Harry Potter lo que nunca había invertido antes) para comenzar un programa que promoviera la lectura en todo el mundo, llevando el nombre de Live The Magic (o Vive la Magia). Este proyecto, también,  se dedica a regalar libros infantiles a niños de escasos recursos de todo el mundo, para que éstos descubran y desarrollen el verdadero placer de leer.

Salió la primera película de Harry Potter y La Piedra Filosofal, y Jo ya era una de la mujeres más ricas y poderosas de Europa, y una de las mujeres más ricas del mundo. En su país, sólo la Reina Isabel excedía su fortuna. Salieron varios productos y juguetes con el nombre de Harry Potter en todo el mundo, aumentando sus ganancias diariamente. Los libros desbancaron de inmediato el preciado primer lugar que conservaba el maestro del terror, Stephen King, en las listas de best-sellers del New York Times. La Reina Isabel la nombró Dama Real. Harry Potter y La Piedra Filosofal rompió record de taquilla en su primer fin de semana en Estados Unidos, y es la segunda película más taquillera de todos los tiempos a nivel mundial, después de Titanic. Su banda sonora figura entre las cien mejores de la historia, ocupando el lugar catorce.
Poco tiempo después, Jo se casó con un cirujano plástico Dr. Neil Murray mientras continuaba escribiendo La Orden del Fénix, libro que llevaba ya tres años de retraso. Ya habían acosadores fuera de casa y periodistas.
Mientras tanto, La Cámara Secreta volvió a romper récords de taquillas en todo el mundo en el 2002.
En el 2003, La Orden del Fénix hizo su debut rompiendo records de ventas en todo el mundo. Sin embargo Jo no pudo hacer todas las giras que esperaba por encargarse de su nuevo bebé David Gordon Rowling Murray, nacido el 24 de marzo de ese año.
En el 2004, El Prisionero de Azkaban hizo su debut, dirigida por el mexicano Alfono Cuarón, uno de los directores favoritos de Jo.
Mientras tanto, Jo ganó la demanda contra N. K. Stouffer, después de que un juez declaró que las demandas de Nancy, eran totalmente injustificadas y las comparaciones entre los libros eran casi absurdas.
En el verano del 2005, la novela El Misterio del Príncipe llegó a las librerías causando mayor alboroto que en las demás entregas. Y es que se supo antes de lo debido que un personaje importantísimo moriría. Pocos fans quisieron enterarse de quién se trataba y mejor se apresuraron a terminar la novela en una sola noche. El libro tuvo el mismo éxito en todo el mundo que sus capítulos anteriores.
En el otoño de ese mismo año salió la película de El Cáliz de Fuego, la primera película de Harry Potter en recibir clasificación para adolescentes y adultos. Su DVD rompió récords de ventas a inicios del 2006 conviertiéndose en el DVD que se vendió más rápido en el Reino Unido, logro que guardó lugar a la saga de nuevo en el libro de Récords Guinness del 2006.

Actualmente, Jo ya terminó de escribir la última novela Harry Potter and The Deathly Hallows. Entre una mezcla de sentimientos entre los fans y la autora se espera la película de La Orden del Fénix para el verano del 2007.

"Terminaré las siete novelas, aunque sea sólo para mí. Pero me parecerá mentira haberlos acabado. Me entristecerá abandonar a los personajes, pero sé que los dejaré solos" indica Jo, que aunque no ha escrito los libros restantes de la serie, ya tiene listo el capítulo final del último libro. El final de Harry Potter. "Escribiré hasta que pierda la chaveta. Tengo muchísima suerte, pues nadie me obliga a escribir, gracias a Harry. Lo hago por gusto  y por amor. El mayor de los premios es el entusiasmo de los lectores. He pasado semanas muy angustiada, pensando si la cosa vale la pena. Pero sigo pensando que, aunque ser famosa tenga sus inconvenientes, soy una persona extraordinariamente afortunada que hace lo que más le gusta en el mundo".


Para mayor infromación y detalles acerca de la vida y obra de Jo Rowling, te recomiendo el libro J. K. Rowling vista por J. K. Rowling  de Lindsay Fraser, editorial Océano.
Biografía de JK Rowling
Su niñez y adolescencia


Nació el 31 de julio de 1965 en Chipping Sodbury, Inglaterra donde vivió hasta los nueve años. Sus padres trabajaban en la Marina y se habían conocido en un tren en King's Cross, Londres. Se enamoraron a primera vista y se decidieron casarse, dejar sus vidas citadinas atrás, y trasladarse a un pueblo tranquilo, donde empezaron una familia.
Jo es la mayor de dos hijas, creció en un ambiente muy tranquilo lleno de libros e imaginación. Ningún libro estaba censurado en su casa. La televisión no les gustaba mucho. El primer libro que recuerda es El Viento en los Sauces, el cual le leía su padre todas las noches. A los seis años escribió un libro llamado Conejo. "Cuando lo terminé, recuerdo haber pensado 'Bien, ahora podemos publicar esto'. A los veintiséis era bastante menos arrogante. Aunque ese libro era un auténtico plagio"  recuerda Jo.
Más adelante se convirtió en fanática de Enid Blyton y de  Richard Scarry. Entre sus libros favoritos estaban Belleza Negra de Anna Sewell, El Potrillo Blanco de Elizabeth Goudge y
Mujercitas
de Louise May Alcott. En casa podía leer cualquier cosa que quisiera. "Leí Orgullo y Prejuicio de Jane Austen a los once o doce años y Feria de Vanidades de W. M. Thackeray a los catorce años. Sé que suena a precocidad, pero ahí estaba y lo leí." cuenta Jo, quien siente que lo suyo son las novelas, pues la poesía no le conmueve ni le llega en lo absoluto.

Siempre se sintió menos que su hermana,  lo cual trató de compensar siendo una estudiante como Hermione. "A los once o doce años tenía un poco de Hermione. Me empeñaba en destacarme. Tenía que hacer las cosas bien" dice Jo, quien a menudo se sentía muy angustiada y confiesa que llegó a disfrazar esa inseguridad con arrogancia.

Pero no siempre se le consideró como una alumna brillante; pues cuando llegó a su primer día de clases ya estaba sentada en la fila de los niños "lentos" a los diez minutos. " Teníamos que hacer los Diez Diarios, unos ejercicios mentales de aritmética, y el primer día saqué medio punto" dice Jo.  Aquella maestra influiría muchísimo en sus libros; pues aportó lo esencial para el estilo arrogante y déspota de Severus Snape.

Más adelante, en la escuela secundaria apareció una de las personas con mayor influencia en la vida de Jo, su profesora de Inglés Miss Shepherd. Una mujer bastante estricta, pero que se tomaba siempre todo con conciencia. "Supongo que descubrí en ella un tipo de mujer que no conocía. Era feminista y muy inteligente. De una sensatez increíble. Su manera de decir las cosas impresionaba mucho. Inspiraba confianza" platica Jo.

Mientras cursaba el sexto superior conoció a alguien muy importante en su vida, Sean Harris  "Ron Weasley no es el vivo retrato de Sean, pero sí tiene mucho de su estilo" cuenta Jo . Hasta entonces él había vivido en Chipre y en cuanto llegó se convirtió en su mejor amigo. Harry Potter y La Cámara Secreta está dedicado a él. "Tenía un Ford Anglia color turquesa, que para mí significó la libertad. Ya se pueden imaginar por qué yo no podía conformarme con que Harry y Ron fueran rescatados por cualquier coche viejo para llevarlos a Hogwarts...tenía que ser un Ford Anglia turquesa" confiesa Jo, al mismo tiempo en que se da cuenta de que son pocos los párrafos de sus historias que tienen una relación directa con su vida real. Y éste es uno de ellos.

La escritora que más influido en ella es Jessica Mitford, quien se convirtió en su heroína desde el primer instante en que leyó Hons and The Rebels. Era una mujer con gran coraje moral que protagonizó varios actos de arrojo físico como activista de los derechos humanos. Luchó contra su familia para obtener una educación. Fue una socialista autodidacta que nunca abandonó sus ideas políticas. "Creo haber leído todo lo que ha escrito. Incluso le puse su nombre a mi hija" indica Jo.

Su carrera profesional

Después se graduó de la Universidad de Exeter y durante mucho tiempo se dedicó a dar clases de inglés y francés. Siempre tuvo la costumbre de escribir en lugares públicos. En aquel tiempo trabajaba en una novela para adultos que jamás publicó.
La historia de cómo se le ocurrió Harry Potter es ya bastante conocida. Todo sucedió en un viaje de tren de Manchester a Londres en King's Cross. "Supe de inmediato que sería divertido escribir acerca de aquél personaje. Un niño que era mago, pero no lo sabía." Durante aquel viaje, también pensó en Hagrid, Nick Casi Decapitado, Ron y Peeves, y todo el concepto del colegio de Magia y Hechicería. "A decir verdad, es algo aterrador como todo esto apareció en mi cabeza tan de repente, con detalles y todo" dice Jo, quien con tantas ideas hirviendo en su cabeza, no podía conseguir una pluma que pintara para anotar todas sus ideas.
Tardó seis años en estructurar la historia central de la serie, en hacer el argumento de lo que serán siete novelas. Pensando siempre en nombres que le cuadraran perfecto a los personajes, detallaba hasta lo más mínimo. "Lo estaba inventando, pero parecía que estaba haciendo una investigación" recuerda Jo, quien llegó a sacar sus nombres disparatados de lápidas en cementerios, libros de plantas, mapas y libros de nombres en latín.


Después de haber roto con su novio (y haber inventado el quidditch tras haber tenido la pelea descomunal con él), decidió irse a vivir a Oporto, Portugal y llevarse sus escritos. Ahí conoció a un periodista que sería su marido. Se casaron al año y tuvieron a su niña, Jessica. Había sido el mejor momento de su vida, y ya tenía escritos los primeros tres capítulos de La Piedra Filosofal. Después de divorciarse, se regresó a Edinburg, Escocia para ser profesora de nuevo. Como una forma de escapar de la situación que estaba viviendo, Jo visitó constantemente el café Nicholson's  donde pasaba el tiempo arrullando a su hija y escribiendo los capítulos restantes de la primera novela de Harry Potter. Mientras escribía el libro, su madre murió después de una larga batalla contra la esclerosis múltiple. Este hecho marcó para siempre a Jo, dejando una marca muy visible en el primer libro, otro párrafo sacado directamente de su vida. "Sólo recuerdo haber pensado que había asesinando a los padres de Harry de una manera muy fría, sin saber lo que en realidad era perder a un ser querido. Pensé también que lo único que quería era volver a ver con vida a mi madre. Así pensé en el espejo de Oesed".

Su Carrera como escritora

Después mandó su manuscrito a un agente y dos años después, el libro ya estaba publicado. "Anduve por ahí todo el día con ejemplar en el brazo. La primera vez que lo vi en una librería tuve el loco deseo de firmarlo. Jessica chillaba cuando veía los libros en las librerías. Estoy segura de que la gente habrá creído que la hacía gritar yo..." recuerda Jo. Al momento, su identidad era casi desconocida y varios de sus primeros fans creían que era un hombre, pues la editorial que publicó el libro pensó que sería mejor idea conservar sólo sus iniciales, y no el nombre completo; pues la gente no compra libros escritos por mujeres, al suponer inmediatamente que se trata de alguna tontería romántica o cursi.

El arrebato de la publicidad la aterrorizaba, y le fue bastante difícil escribir el segundo libro, creyendo que todo eso podría sólo ser flor de un día. Al ganar el Smarties Book Prize, las ventas comenzaron a aumentar dificultando terminar La Cámara Secreta. Pero aún así lo logró.
Casi en el acto, La Cámara Secreta ocupó el número uno en la lista de los más vendidos de Inglaterra. Este libro la dio a conocer en Estados Unidos, y las primeras ofertas para la película empezaron a aparecer.

Pero la fama la empezó a acosar hasta la publicación de El Prisionero de Azkaban, cuando los fans hacían colas que serpenteaban a lo largo de varias manzanas sólo para verla en las presentaciones de los libros. "Fue una experiencia extraordinaria. Al cruzar la puerta oí gritos y empezaron los flashes. Fue lo más cerca que he estado nunca de ser una estrella de pop. No sabía qué cara poner" confiesa Jo. Ese día firmó mil cuatrocientos ejemplares.
Creyó que la publicidad había alcanzado el punto de saturación , cuando de repente salió el anuncio de que la Warner Brothers había comprado los derechos de filmación del primer libro, aumentando el interés de la prensa.

Después de esto, los libros comenzaron a venderse en todo el mundo. 144 países. 47 idiomas. Un best-seller internacional casi de inmediato. El libro infantil más exitoso de la historia. Todo en un lapso de tres años.

Entre los preparativos y la filmación de La Piedra Filosofal, (película con un presupuesto de $150 millones de dólares, uno de los más caros de la historia) apareció la cuarta novela El Cáliz de Fuego, título que rompió record mundial al venderse en cuestión de minutos en toda Europa. Jamás, en la Historia de la lectura, había sucedido esto. Jo ya era la escritora con vida más exitosa del mundo.

Pero no todo ha sido miel sobre ojuelas en la carrera de Jo. Apenas fueron un éxito sus novelas y apareció casi de inmediato una mujer que reclamaba ser autora de varios elementos en los libros de Harry Potter, demandando a J. K. Rowling, Arthur A. Levine, Bloomsbury, Scholastic y Time Warner. Según esta mujer,
N. K. Stouffer, Jo había robado varios términos de sus libros Larry Potter y La Leyenda de Rah y Los Muggles. Nombres como Lily Potter, Larry Potter, muggle y Nimbus fueron los motivos de los que se colgó esta mujer para tratar de desacreditar a Jo. Pasando también por querer ser autora de terminología conocida en todo el mundo de la fantasía, así como del uso de otros elementos y lugares comunes en historias de este tipo (castillos sobre montañas que dominaban los pueblos junto a lagos cristalinos con criaturas fantásticas viviendo en ellos, etcétera.), y tratando también de ser la creadora de todos los personajes huérfanos de la literatura, reclamando que a ella se le había ocurrido primero que su personaje fuera huérfano, y demandando también por ello. Cabe destacar que la mujer está comparando novelas de entre 300 y 800 páginas de extensión  ( y que han roto records de ventas en todo el mundo, que han hecho que los niños vuelvan a leer en una época regida por Tamagotchis, Internet y Playstation) con libros mediocres y desconocidos para dibujar. .
La demanda duró varios años, retrasando hasta el momento la salida del quinto libro, Harry Potter y La Orden del Fénix.


Después salieron a la venta algunos de los libros que Harry Potter estudia en su escuela,  Quidditch a través de los tiempos y
Animales Fantásticos y dónde encontrarlos
, bajo el seudónimo de Kenilworthy Whisp y Newt Scamander respectivamente. Dichos libros fueron escritos para la fundación inglesa Comic Relief, con el único fin de dar el cien por ciento del importe pagado por cada libro a diferentes asociaciones de caridad alrededor del mundo. Después de esto, Jo hizo un trato con The  Coca-Cola Company (compañía que invirtió en la publicidad de Harry Potter lo que nunca había invertido antes) para comenzar un programa que promoviera la lectura en todo el mundo, llevando el nombre de Live The Magic (o Vive la Magia). Este proyecto, también,  se dedica a regalar libros infantiles a niños de escasos recursos de todo el mundo, para que éstos descubran y desarrollen el verdadero placer de leer.

Salió la primera película de Harry Potter y La Piedra Filosofal, y Jo ya era una de la mujeres más ricas y poderosas de Europa, y una de las mujeres más ricas del mundo. En su país, sólo la Reina Isabel excedía su fortuna. Salieron varios productos y juguetes con el nombre de Harry Potter en todo el mundo, aumentando sus ganancias diariamente. Los libros desbancaron de inmediato el preciado primer lugar que conservaba el maestro del terror, Stephen King, en las listas de best-sellers del New York Times. La Reina Isabel la nombró Dama Real. Harry Potter y La Piedra Filosofal rompió record de taquilla en su primer fin de semana en Estados Unidos, y es la segunda película más taquillera de todos los tiempos a nivel mundial, después de Titanic. Su banda sonora figura entre las cien mejores de la historia, ocupando el lugar catorce.
Poco tiempo después, Jo se casó con un cirujano plástico Dr. Neil Murray mientras continuaba escribiendo La Orden del Fénix, libro que llevaba ya tres años de retraso. Ya habían acosadores fuera de casa y periodistas.
Mientras tanto, La Cámara Secreta volvió a romper récords de taquillas en todo el mundo en el 2002.
En el 2003, La Orden del Fénix hizo su debut rompiendo records de ventas en todo el mundo. Sin embargo Jo no pudo hacer todas las giras que esperaba por encargarse de su nuevo bebé David Gordon Rowling Murray, nacido el 24 de marzo de ese año.
En el 2004, El Prisionero de Azkaban hizo su debut, dirigida por el mexicano Alfono Cuarón, uno de los directores favoritos de Jo.
Mientras tanto, Jo ganó la demanda contra N. K. Stouffer, después de que un juez declaró que las demandas de Nancy, eran totalmente injustificadas y las comparaciones entre los libros eran casi absurdas.
En el verano del 2005, la novela El Misterio del Príncipe llegó a las librerías causando mayor alboroto que en las demás entregas. Y es que se supo antes de lo debido que un personaje importantísimo moriría. Pocos fans quisieron enterarse de quién se trataba y mejor se apresuraron a terminar la novela en una sola noche. El libro tuvo el mismo éxito en todo el mundo que sus capítulos anteriores.
En el otoño de ese mismo año salió la película de El Cáliz de Fuego, la primera película de Harry Potter en recibir clasificación para adolescentes y adultos. Su DVD rompió récords de ventas a inicios del 2006 conviertiéndose en el DVD que se vendió más rápido en el Reino Unido, logro que guardó lugar a la saga de nuevo en el libro de Récords Guinness del 2006.

Actualmente, Jo ya terminó de escribir la última novela Harry Potter and The Deathly Hallows. Entre una mezcla de sentimientos entre los fans y la autora se espera la película de La Orden del Fénix para el verano del 2007.

"Terminaré las siete novelas, aunque sea sólo para mí. Pero me parecerá mentira haberlos acabado. Me entristecerá abandonar a los personajes, pero sé que los dejaré solos" indica Jo, que aunque no ha escrito los libros restantes de la serie, ya tiene listo el capítulo final del último libro. El final de Harry Potter. "Escribiré hasta que pierda la chaveta. Tengo muchísima suerte, pues nadie me obliga a escribir, gracias a Harry. Lo hago por gusto  y por amor. El mayor de los premios es el entusiasmo de los lectores. He pasado semanas muy angustiada, pensando si la cosa vale la pena. Pero sigo pensando que, aunque ser famosa tenga sus inconvenientes, soy una persona extraordinariamente afortunada que hace lo que más le gusta en el mundo".


Para mayor infromación y detalles acerca de la vida y obra de Jo Rowling, te recomiendo el libro J. K. Rowling vista por J. K. Rowling  de Lindsay Fraser, editorial Océano.
Please Vote for Our Site!
Top Sites de HarryPotterLa.com
Katie's Lounge - Parte de HPLA
Stan's Lounge - Parte de HPLA
Dan's Lounge - Parte de HPLA
Emma's Lounge - Parte de HPLA
Rupert's Lounge - Parte de HPLA
Tom's Lounge - Parte de HPLA
Robert's Lounge - Parte de HPLA
Le Salon de Clemence - Parte de HPLA
online
HARRY POTTER y todo lo relacionado es propiedad de J.K. Rowling y Warner Bros.
Harrypotterla.com es un sitio no-oficial y no tiene ninguna relación con Warner Bros., J.K. Rowling, Emecé, Salamandra, Bloomsbury o Scholastic. Prohibido "tomar prestado" y/o copiar contenido y diseño, así como material original.
Todos los derechos reservados.
No, no tengo el e-mail de nadie famoso.
Sitio hecho en México.